CECI N´EST PAS UNE BLOGG.

# 0 •Sin título•


Se despertó y era todo blanco. No había nada más que blanco.


Todo blanco.

Ni olor, ni texturas, ni sonidos, ni sentimientos.

Caminó para llenar un poco todo es abismo de nada. Observaba el blanco. No sintió ni pena ni dolor ni curiosidad. Apatía. Lo único que sentía era el latido blanco y su respiración, fresca, llena de aire blanco.

Cerró los ojos y seguía viendo blanco. Escupía blanco, vomitaba blanco, gritaba blanco, le importaba un carajo. Era un blanco que no se acababa nunca y lo consumía.

Lo transformó en base a sus necesidades. Blancas. No era nada. No representaba nada.

Salvo el blanco.

No hay comentarios: